diciembre 19, 2017

LA INFORMACIÓN

by GoodMood in En los medios

“Lo más difícil es que el espectador quiera ver el cuarto capítulo”

La Información | Borja Terán 

 

La ficción televisiva española de los últimos 25 años no se entendería sin series que han llevado su firma. Hablo de Daniel Écija. Médico de Familia, Periodistas, 7 Vidas, Aida, Los Serrano, Águila Roja… La lista de sus éxitos que han marcado a la audiencia es larga. Y, en un tiempo de cambio de los consumos televisivos, acudo en su búsqueda tras el buen rendimiento de Estoy Vivo, en audiencias tradicionales y también bajo demanda (es uno de los productos más seguidos ‘a la carta’, junto a La que se avecina y MasterChef, con casi 400.000 visionados semanales online).

No lo puedo evitar, lo primero que hago nada más ver a Écija es caer en el tópico sobre su ficción. ¿Cómo fabricas ficciones que gustan a todos los públicos? Rápidamente me desmonta su propio estereotipo. “No se diseña. Nuestra denominación de origen ha sido siempre nuestra propia cultura, nuestras características, nuestra riqueza, lo que no permite muchos matices, ser muy irónicos con nosotros mismos y tremendamente competitivos, porque tenemos una identidad única. Me he equivocado, y no pocas veces, cuando precisamente se me han olvidado estos principios: tirar de nuestra identidad y hacer series a partir de nuestras características”, explica un apasionado Écija.

“Para mí, Estoy vivo es una gran catarsis personal porque cuenta muchas cosas de mi biografía. La temprana desaparición de mi padre y como mi madre se queda viuda: ese ha sido un poco el sostén. También mi vida como divorciado, yendo cada día a las cinco de la tarde al colegio de mis hijos para no perderme ese instante. Hacer ficción es desnudarte, es un ejercicio muy catártico. Cuando haces ese ejercicio, es muy doloroso y, a la vez, muy honesto. Y como fui un niño muy mediterráneo, luego resulta que eso no me ha pasado sólo a mí“, reflexiona Écija sobre Estoy vivo, ficción que habla mucho de ese sentimiento de renuncia que parece que él también ha experimentado.

Daniel Écija

Daniel Écija

 Al final, uno de los grandes éxitos de la ficción global radica en que el espectador se sienta, de alguna forma, partícipe de la historia. Una conexión que las producciones de Écija, desde la productora Globomedia, han logrado gracias a su habilidad para observar las peculiaridades españolas. Es lo que nos diferencia de otros países de nuestro entorno, donde la producción propia de ficción no ha sido tan competitiva ni ha tenido tanto peso como en España. Ahora, con la llegada de los nuevos operadores “se vuelve a repetir lo mismo”, dice Écija ante las posibilidades del nuevo escenario audiovisual.

Con la llegada de Nexflix y HBO, me excita el momento. Volvemos a jugar el mismo partido en el que hay que averiguar quién gusta más, y a mí me gusta gustar. Lo más difícil en este sector es que el espectador quiera ver el cuarto capítulo”, razona Écija. Y es que en el cuarto capítulo está el punto de inflexión que demuestra si una serie funciona realmente o no. En definitiva, si ha fidelizado a un público con interés o no. De hecho, esta noche de martes 19 de diciembre, El accidente en Telecinco, otra ficción de Globomedia, llega a su carta emisión en Telecinco. Será la noche que consolidará su repercusión… o no.

Porque se revolucionan los consumos audiovisuales, pero para los trabajadores de la televisión, el escenario no cambia tanto como parece, pues como constata Écija, la competencia feroz existe desde que llegaron las teles privadas: “Llevamos años expuestos al hecho de que con un clic te cambian por otro canal“. Esto no es nuevo. Ahora, además de lo que ofrece el mando a distancia, también se compite con mil posibilidades de visionados a la carta o bajo demanda.

Y, en esta nueva televisión multioferta, para Daniel Écija existen dos claves: “Tener todos los capítulos del tirón, es decir, tener tú el power y también no exceder los cincuenta y tantos minutos por episodio“, y añade: “Que los capítulos de nuestras series duren menos es lo deseable, pero no depende de nosotros. Y lo cierto es que en este país hay tanto talento, que hemos conseguido hacer temporadas de series con 13 episodios que en realidad son 13 pelis de setenta y tantos minutos“.

 

Lee aquí el artículo original.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.+ info

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: